Reseña de "Costas Salvajes", de Ram V y Sumit Kumar

Imagen de Reseña de "Costas Salvajes", de Ram V y Sumit Kumar
  • Autor: Ram V y Sumit Kumar
  • Puntuación: 3,5/5 ⭐️

“Costas Salvajes” es uno de esos cómics que me habría encantado si no le hubiera faltado algo de contexto, con el consecuente desarrollo de los personajes principales, y una trama un pelín más extensa. Y con ello no quiero decir que sean necesarias páginas y páginas de tediosas descripciones, pero en este caso todo me ha parecido demasiado precipitado.

Con el trasfondo del colonialismo y las acciones llevadas a cabo por la Compañía de las Indias Orientales, en un primer momento el cómic nos sitúa en el Londres de mediados del siglo XVIII, donde una nueva “clase social”, muy distinta a cualquiera de las que conocemos, aterrorizaba a la población cuando caía la noche. Durante una de esas cacerías nocturnas, un miembro de ese nuevo estrato, el vampiro Alain Pierrefont, fue sorprendido por un cazavampiros mientras saciaba sus instintos más primitivos. Por ello, y porque la sociedad londinense más respetable jamás debía conocer su oscuro secreto, fue desterrado del país para acabar en la segunda localización de la novela, Calicut, India.

Y es aquí donde conoceremos, por fin, al verdadero protagonista, Bishan de los Zamorinos, un misterioso ser, protector del príncipe del país, que arrastra consigo un pasado inverosímil, colmado de dioses, demonios y monstruos.

Quizá por lo ya mencionado, por querer abarcar tal cantidad de trama en tan reducido espacio, el cómic me ha resultado extremadamente corto; tanto en la historia de Bishan, con sus claroscuros en torno al amor, la venganza y la traición, hechos que condicionaron su vida pasada y, por tanto, la actual; como en la acción y violencia que siempre acompaña a estas criaturas; o, por qué no, en la siempre interesante cuestión del colonialismo inglés, reflejado en las luchas internas o deslealtades entre los gobernantes de una misma región.

Otra cosa bien distinta es el dibujo. Fantástico. Tanto los personajes como el paisaje son espectaculares, detallados en su justa medida, cambiando de tonalidad incluso para diferenciar el lluvioso Londres del asfixiante clima de Calicut. Y en cuanto a los monstruos, para mi gusto, han sido dibujados como deben ser, sumamente terroríficos e inquietantes.