Reseña de "El castillo de Otranto", de H. Walpole

Imagen de Reseña de "El castillo de Otranto", de H. Walpole
  • Autor: H. Walpole
  • Puntuación: Pasable... ⭐️

Evidentemente, no todos los libros que leemos tienen por qué gustarnos, ni siendo, como este, uno de los pilares de la literatura de terror gótico.

Ni mucho menos me atrevería a decir que es una mala novela, ni por asomo, pero sí pienso que hay otras grandes obras que han envejecido mucho mejor.

El castillo de Otranto estaría englobada en la literatura de terror gótico, como digo, aunque ya sabéis los que me leéis asiduamente que a este tipo de novelas me gusta añadirles un adjetivo más y definirlas como “terror romántico” (sí, reconozco que esos enamoramientos instantáneos me desquician). Pues bien, en esta novela esa segunda acepción supera con creces al terror, tanto, que en algún momento de la lectura olvidas el género al que pertenece y te crees leyendo una novela romántica o de caballería.

La estirpe de Manfredo, príncipe de Otranto, arrastra una maldición desde que su abuelo usurpara el poder del preciado castillo a sus legítimos poseedores. Maldición que dará la cara cuando el hijo del tirano príncipe, el día de su boda, muere aplastado por un pesado y gigante yelmo que le cae del cielo. Este hecho, unido a la infertilidad de su mujer, impidiéndole tener un nuevo heredero varón, harán que Manfredo pierda todo resto de cordura, inventando mil artimañas para desposarse con la casi viuda de su difunto primogénito.

Ya veis que, salvo ese yelmo gigante que aparece puntualmente de la nada, el oscuro castillo y el misterio que envuelve a esa familia maldita, poco hay de terrorífico. Además, al estar narrada en prosa, pero con un ritmo, yo diría, casi teatral, es tan fluida y amena de leer que no te permitirá adentrarte plenamente en las tinieblas del misterio.

Una lectura obligada para aquell@s que amamos el género de terror, pero que únicamente aporta unas horas agradables.