Reseña de "Locke & Key", de Joe Hill y Gabriel Rodriguez

Imagen de Reseña de "Locke & Key", de Joe Hill y Gabriel Rodriguez
  • Autor: Joe Hill y Gabriel Rodriguez
  • Puntuación: 4,5/5 ⭐️

¡Atención! ¡Cómic de obligada lectura!

Nunca una premisa tan ”simple” como la de esta novela, una casa repleta de llaves misteriosas, me ha enganchado tanto desde las primeras páginas. (También es importante deciros que no tenía ni la menor idea de la sinopsis, por tanto, ha sido mucho más sorprendente y gratificante su lectura ^^).

De una forma muy rápida y concisa, Joe Hill nos revela el acontecimiento traumático por el que atraviesa la familia Locke; hecho con el conoceremos las personalidades de los protagonistas y que desencadenará en su mudanza a un pequeño pueblo de Massachusetts, Lovecraft, a una antigua mansión familiar, que no puede tener más pinta de casa encantada, dicho sea de paso.

Bode, el pequeño de la familia, irá descubriendo o, más bien, aparecerán en su camino una serie de llaves que al introducirlas en simples cerraduras harán cosas increíbles: separar el cuerpo del alma, observar el contenido de la mente (literalmente) o cambiar de tamaño personas u objetos desproporcionadamente. Pero también, como contrapunto a este fascinante descubrimiento, conocerá a la criatura que habita en el pozo de la mansión… Un ser tenebroso, maligno y vengativo que nos transportará atrás en el tiempo para desvelarnos la macabra historia que rodea su encarcelamiento en ese húmedo agujero y que nos dará pistas acerca del uso de cada una de esas misteriosas llaves.

Secretos inconfesables, que nada tienen que ver con la fantasía, son lo más terrorífico de esta novela. La enigmática traición que sobrevuela cada una de las páginas harán que los hermanos Locke pierdan, de forma brutal y sobrecogedora, su inocencia. Y la venganza será el hilo conductor de la trama, presentándonos al resto de personajes que forman parte de la historia, sus miedos y sus más oscuros secretos.

El cómic es fascinante en cuanto a trama, fantasía, misterios, monstruos o fantasmas (bravo Joe Hill), pero para mí, por esta vez, son superados por el dibujo. Lo sé, es raro en mí que exponga esto, pero me han encantado las ilustraciones, tan cartoon, tan infantiles, pero a la vez tan maduras. Dibujos simples, coloridos, con trazos gruesos, a veces incluso cómicos, pero tan poderosos y efectivos que son los que verdaderamente complementan y fortalecen la trama. Por no mencionar las páginas ocupadas con una sola ilustración… Una obra de arte que exige el merecido reconocimiento.