Reseña de "Esos días que desaparecen”, de Timothé Le Boucher

Imagen de Reseña de "Esos días que desaparecen”, de Timothé Le Boucher
  • Autor: Timothé Le Boucher
  • Puntuación: 4,5/5 ⭐️

Más de un mes hace que leí esta novela gráfica, pero no me sentí con ánimo para reseñarla en ese momento, por lo que la aparqué hasta que hoy, pasado el tiempo y vuelta a hojear, por fin la veo con claridad. Se trata de una historia desgarradora, humana, profunda, tan tristemente real que su impacto es inevitable y demoledor. Aunque en este caso, y a pesar de lo que os digo, ese impacto es una llamada de atención, una forma de hacerte más fuerte, de empujarte a vivir intensamente, porque no sabes cuánto ni cómo disfrutarás a los que quieres y lo que realmente deseas en tu vida.

Una mañana cualquiera de un día cualquiera, el joven acróbata Lubin Maréchal descubre que ha perdido un día entero de su vida. Se levantará sin recordar lo que hizo la jornada anterior. Pero lo peor está por llegar, ya que éste no será un episodio aislado, sino que se repetirá en días alternos, dejándole con más dudas que miedos, hasta que, al fin, “conoce” a su alter ego… Durante los días en los que pierde los recuerdos, “vivirá” por él un hombre idéntico físicamente, pero totalmente contrario en cuanto a personalidad e intereses. A pesar de que ambos serán conscientes de la existencia del otro y de que convivirán una temporada en armonía, esa estabilidad se verá truncada con el paso del tiempo y los acontecimientos… Deciros más sobre su trama sería revelaros demasiado de una historia que os cautivará de principio a fin, dejándoos la cara inundada de lágrimas, aunque merezcan la pena cada una de ellas.

Aunque puede parecer una simple historia de un joven con un trastorno de personalidad múltiple que intenta sobrellevar esa penosa situación, para mí, lo que en realidad pretende el autor es hacernos conscientes de lo que perdemos viviendo una realidad que no nos satisface, conformándonos con una pantomima de felicidad. Al madurar se nos imponen una serie de estrictas normas que debemos acatar para encajar en la sociedad, abandonando, con ello, nuestros sueños. Si eres débil y te dejas absorber por ese engaño, tarde o temprano, tu “yo” no satisfecho, saldrá a la luz en pequeños retazos de tristeza y melancolía.

Debería hablaros, evidentemente, de las ilustraciones (aunque sabéis que no es mi punto fuerte). Me parecen fascinantes, como no, pero destaco la forma de escenificar ambas personalidades, ya que con solo dos rasgos, casi inapreciables, puedes distinguir a la perfección a cada uno de los protagonistas.

P.D.: Gracias a la inestimable ayuda de @almudena_ba al prestarme su mano para la foto 😊♥️