Reseña de "Muerte en el casino", de Elaine Hamilton

Imagen de Reseña de "Muerte en el casino", de Elaine Hamilton
  • Autor: Elaine Hamilton
  • Puntuación: 3,5/5 ⭐️

Otra vez nos adentramos en uno de los fabulosos misterios victorianos que nos ofrece @sherlockeditores y, de nuevo, no solo he leído esta novela… directamente he devorado sus páginas en un par de días ☺️. Aunque, siendo sincera, esta vez me ha faltado algo de la chispa que siempre las acompaña. Os explico todo.

Como en todas las novelas de este estilo, nos encontramos con una gran diversidad de personajes, a cual más pintoresco, carismático y misterioso, enredados en una trama que se desarrollará, en esta ocasión, entre el Casino de Montecarlo y una gran mansión, la Villa Lorne, en la que se alojarán los anteriores como invitados de su propietaria, lady Eve Daventry, y un misterio que se originará con la sospechosa muerte de uno de esos invitados, pero esta vez de una forma un poco distinta a la habitual en estas obras. La muerte objeto de investigación no será un evidente caso de homicidio o de asesinato, ya que la “víctima” caerá fulminada mientras juega a la ruleta en en gran casino, sin un aparente ataque físico.

Como si de un puzle se tratara, iremos resolviendo las diferentes subtramas de cada uno de los personajes, cuyas historias y nexos entre ellos se remontan a días pasados, para converger en un final, más o menos, predecible, pero no por ello menos interesante.

Nuevamente, estamos ante una novela muy entretenida y divertida, incrementando en atractivo gracias al vocabulario utilizado en esa época que, como he comentado en varias ocasiones, me parece fascinante, a la par de ingenioso. Su protagonista principal, la joven y astuta Mimi, no es solo la protagonista de la historia, lo que ya es sorprendente y novedoso, sino que también lo es de los perfectos diálogos, siempre tan mordaces e irónicos. Me encanta que hayan retratado a una joven fuerte, independiente e inteligente, adelantada a esa época donde a las mujeres no se les permitía ser tal cosa.

Pero le pongo dos pegas a esta obra. Por un lado, me ha faltado algo de intriga en el misterio, no ha sido tan intenso como en otras ocasiones; y, por otro lado, me han sobrado cosas, como, por ejemplo, alguna trama un poco forzada que resta interés y se resuelve de una forma artificial, o algunos personajes que aparecen en escena repentinamente y que se convierten en casi principales acaparando gran parte del protagonismo.

Por lo demás, es un libro de fácil lectura, que nos saca de la rutina y nos adentra en la atrayente y lujosa vida victoriana monegasca.