Reseña de "Tratado sobre los Vampiros", de Augustin Calmet

Imagen de Reseña de "Tratado sobre los Vampiros", de Augustin Calmet
  • Autor: Augustin Calmet

Por fin terminé de leer este pedazo de obra escrita por el erudito Augustin Calmet. Y digo por fin no porque sea una obra extremadamente pesada, sino porque considero que es demasiado repetitiva, totalmente entendible si lo que pretendía este religioso, allá por mediados del siglo XVIII, era examinar y corroborar la veracidad de los casos sospechosos de vampirismo a lo largo de la historia en las distintas regiones del planeta, centrándose, eso sí, en la Europa central.

Si dejamos a un lado lo concerniente a la religión, que inevitablemente viene adherido a cada uno de los argumentos del padre Calmet, estaríamos ante una compilación de mitos, leyendas y hechos transmitidos, como no podía ser de otra forma, a través del boca a boca de los vecinos de pequeñas aldeas. Hechos entre los que se encontraban reencarnaciones, apariciones o resurrecciones, a los cuales Agustíin Calmet intenta dar una explicación; intenta aclarar si se tratarían de meras invenciones, supersticiones, “obras del señor” o, y aquí es donde se pone interesante, obra de esos seres que él denomina “revenans” (revinientes), que han llegado a nuestros días con el nombre de vampiros.

Para ello, realiza una labor periodística encomiable, teniendo en cuenta la época en la que fue escrita, reuniendo documentación y testimonios como si de una investigación científica se tratase. Con esta información, aunque paupérrima y poco fiable, desarrollará las explicaciones más lógicas y objetivas para cada uno de los casos expuestos. Si bien es cierto que a veces no es capaz de llegar a una concreción en el resultado y, por tanto, duda de la verdadera existencia de estos seres, sí que en la gran mayoría de las ocasiones descarta, y admito que de una forma muy coherente, que estemos rodeados de criaturas que regresan de sus tumbas para chuparle la sangre a sus allegados.

- Matadero. Elijo este relato como el que más me gustado por la llana razón de que es lo más mundano que podría sucederte en tu día a día. Tienes un problema con tu coche y llamas a la grúa, ¿qué hay de extraño en esto? Pues que el gruista sea un psicópata y lo que no ha podido hacerte durante el trayecto al taller, lo intente nuevamente más tarde…

- Gabriel Lapidus. Un hombre solo y triste por la pérdida de su mujer y su hija pasa los días intentando normalizar la situación sacando a su perro a pasear y entablando una amistad con un vecino. Lo que parece común y corriente se convierte en una historia de venganza cocida a fuego lento cuyo final es tan duro e injusto que te hará reflexionar sobre el daño que causan algunas decisiones que se toman en esta sociedad.

- El silencio. Esta historia es algo más fantástica, se sale de la norma de la cotidianidad de estos relatos, pero me ha encantado. Estas situaciones tan extrañas y desesperantes, ese miedo a lo desconocido e inmaterial que te persigue sin poder evitarlo me fascina.

- La tenebrosa historia de Guillermo. El planteamiento de este relato me estaba gustando muchísimo pero al final me dejó un poco fría. No pude entender muy bien el desenlace, lo que hizo que, a pesar de que el miedo y la tensión durante toda la historia fue extremo, al final se desinflara dejándome bastante decepcionada.