Reseña de "Misery", de Stephen King

Misery
  • Autor: Stephen King
  • Puntuación: 3,5/5 ⭐️
Obsesiva y agobiante, son los dos mejores adjetivos que describen esta obra. Y dos son los personajes principales y casi únicos: Paul Sheldon y Annie Wilkes. El primero, un famosísimo escritor de la saga de novelas románticas protagonizadas por la bella Misery; y la segunda, una mujer corpulenta, viuda y solitaria, que vive apartada de la sociedad, a la que sus vecinos consideran una trastornada, adicta a las novelas escritas por Paul.

El destino hará que Paul sufra un accidente un día de fuerte tormenta y que la única persona que acuda a socorrerlo sea la perturbada Annie. Con las dos piernas rotas y enganchado al calmante Novril para aplacar los fuertes dolores, Paul se ve atrapado sin remedio, en la granja habitada por Annie, la cual, obsesionada con el escritor, lo mantendrá en un estado de terrible sufrimiento y semiinconsciencia, haciéndose imprescindible para él, al que martirizará física y psicológicamente cuando considera que su comportamiento no es el adecuado.

Lo que más me ha gustado de esta obra no es la trama principal en sí, en la que Paul obedece los deseos de Annie, entre los cuales está escribir un final alternativo y un nuevo resurgimiento de Misery, para poder sobrevivir un día más; lo que más destaco es el personaje tan complejo que ha creado Stephen King con Annie. Un personaje con evidentes problemas psicológicos, envuelto en las misteriosas y sospechosas muertes de los pacientes a su cargo.

Los cambios bruscos de personalidad de Annie, pasando de la verdadera pasión por el autor, al odio más primario y sin escrúpulos, son el aliciente principal para seguir con la lectura, ya que, en mi opinión, el libro pierde fuerza cuando entra en la trama, en forma de “meta novela”, la historia de Misery. Es un buen recurso para darle peso a la obra, y más el desasosiego que produce que algunas letras deban ser escritas a mano por Paul, pero me partía el argumento principal irremediablemente.