Reseña de "Kochanie", de Óliver Guerrero

Imagen de Reseña de "Kochanie", de Óliver Guerrero
  • Autor: Óliver Guerrero
  • Puntuación: 4,5/5 ⭐️

Leyendo la sinopsis de esta novela y habiendo hablado con el escritor largo y tendido, sabía que me iba a gustar mucho pero no pensaba que además me iba a romper tantos esquemas. No es una simple novela negra, es una pieza artística que redefine totalmente ese concepto, ya que cada frase y cada palabra tienen un significado que deja una impronta en tu cabeza. Una novela que debes leer con calma aunque los párrafos te inciten a volar en cuanto los comienzas.

Con la preciosa Patrizia Nowak nos adentramos en el sórdido mundo de la prostitución. Ya sea por necesidad, por placer o por comodidad, la Patrizia que ha salido ilesa de su truculento pasado, ha decidido ejercer este oficio conocido por todos, odiado por muchos e idolatrado por otros tantos. Pero, de repente, sin previo aviso, desaparece, dejando a sus conocidos, y a mí como lectora, en una angustia incesante por su bienestar. ¿Habrán regresado los fantasmas del pasado para atormentarla? ¿O es ella la que ha decidido hacerse invisible para comenzar una nueva vida?

Solo son necesarias 20 páginas para que Óliver consiga que Patrizia se posicione como la verdadera protagonista antes de desaparecer. Nos embauca con las primeras descripciones, convirtiéndola en un ser repleto de placeres y misterios pero también peligroso y prohibitivo. Laska y el periodista, narrador de esta historia, son simples peones en un juego que nos llevará a conocer los rincones más remotos de Cracovia, hurgando en un pasado que pensábamos olvidado.

Antes os dije que me ha roto algunos esquemas, y no solo por la historia, porque ya veis que podría pasar por una trama de lo más común. Aparte de lo intrincado del caso, de los giros en el argumento y de algún que otro momento de reflexión, en esta novela lo importante y llamativo es la elegancia de su prosa y la utilización de recursos que jamás antes había visto. Páginas y páginas sin comas, ni puntos, ni descanso, en un constante éxtasis, consiguiendo que leas incluso sin respirar.

Y, por último, quería hablaros del desenlace. Según le confesé al propio autor, estoy en una disyuntiva en cuanto al amor/odio que siento por él. Le odio, y mucho, por ese final tan inesperado y oscuro, pero a la vez me encanta por eso mismo, por sacarme de mi zona de confort, porque la realidad no siempre es buena y limpia, y porque es mejor esperar lo inesperado, manteniendo un ápice de esperanza. Inquietante, ¿verdad?