Reseña de "El puente", de Ahmed Ramzy

Imagen de Reseña de "El puente", de Ahmed Ramzy
  • Autor: Ahmed Ramzy
  • Puntuación: 3,5/5 ⭐️

Hoy, al igual que hace un par de días, os traigo una recopilación de 13 cuentos, que en cierto punto, -salvando las distancias ya que el tono es diferente-, tiene un mensaje muy similar: el respeto.

Después de leer las dos páginas de introducción, este libro te enamora. Hace un llamamiento a la tolerancia, a crear un puente entre oriente y occidente, a vincular las diferentes culturas, religiones y sociedades que han convivido y conviven en este mundo, puesto que, a pesar de que en un primer vistazo son muy diferentes entre sí, han influido tanto las unas sobre las otras que su separación se hace imposible; y, sobre todo, a hacernos ver que el conflicto que existe entre ellas es generado únicamente por personas ignorantes, manipulables o, lo que es peor y más peligroso, interesadas en que estas guerras nunca cesen por su propio beneficio.

Esta vez no voy a mencionar el relato que más me ha gustado porque, más o menos, todos tienen o se basan en las premisas que he comentado antes. Pero sí os dejo las ideas y los mensajes que más me han gustado, como el miedo que tenemos al cambio y a lo desconocido, destruyéndolo antes de que se imponga.

También me ha hecho reflexionar la pregunta que en uno de los relatos se plantea de forma implícita: ¿Qué nos hace cultos? Evidentemente, tener y aferrarse a una sola idea, creencia o religión no nos hace más que intolerantes, ignorantes y, de cierto modo, inconscientes. Para llegar a ser considerado lo que el autor considera un “genio”, lo esencial es estar abierto a conocer todos los aspectos de las culturas que nos rodean.

Y, por último, constatar que lo diferente o lo que nos diferencia no es malvado o irrespetuoso. Basta ya de esa tendencia al etnocentrismo que, sobre todo, nos caracteriza a los pueblos occidentales. Lo que a nosotros nos parece irrespetuoso o vejatorio, en otras culturas puede ser aceptado de la forma más complaciente.

Como habréis visto, me ha gustado bastante este pequeño libro. Se lee muy rápido y no para dejarte huellas que marcarán tu futuro. Es una lectura a la que no estoy acostumbrada, por lo que la he disfrutado mucho.

Ahora bien, y quiero que esto se interprete de la forma más positiva, debo decir que el autor demuestra tantos conocimientos, que al querer plasmarlos todos en estas pocas páginas hacen que la forma de sintetizarlos y la lectura sea muy atropellada. Sin duda se nota que es un gran estudioso de la historia, religiones, autores y personajes célebres, por lo que me gustaría ver una novela más extensa en la que disfrutar de todos esos conocimientos.