Reseña de "Mujeres De Salem", de Thomas Gilbert

Imagen de Reseña de "Mujeres De Salem", de Thomas Gilbert
  • Autor: Thomas Gilbert
  • Puntuación: 4/5 ⭐️

Que levante la mano la persona que no tenga ni la más remota idea de lo que sucedió hace más de 300 años en Salem… Estoy convencida de que habrá muy pocos de vosotros con la mano levantada en este momento porque los juicios que tuvieron lugar en ese pequeño pueblo americano, y en otros de los alrededores, fueron uno de los acontecimientos más horribles, brutales y tristes de nuestra historia. Cientos de personas, sobre todo mujeres, fueron detenidas y encerradas por acusaciones de brujería y finalmente 19 de ellas, después de mucha desesperación y sufrimiento, terminaron sus días en la horca. A la opresión a la que eran sometidas las mujeres de aquella época, y más aún en zonas rurales, se le unió un sinfín de supersticiones que desencadenaron este triste acontecimiento, recogido a la perfección en esta novela gráfica.

En cuanto al argumento, no os puedo contar más de lo que ya se haya hablado un centenar de veces. Un pequeño pueblo aislado durante días, en el que cualquier problema cotidiano era achacado al castigo divino por los actos indecorosos de sus habitantes; envidias y venganzas entre los vecinos; sumado a un reverendo que busca el reconocimiento y llenar sus arcas con un fanatismo religioso exacerbado, dan lugar a una situación de paranoia y caos que se desata al grito de “armaos de fuego y fe”. Pero me gustaría destacar algunas frases concernientes al sometimiento de la mujer hacia el hombre y hacia las demás mujeres de ese poblado, que me han producido verdadero pavor: “juntas decidiremos la suerte de tu cuerpo”. De esta frase se desprende que este ambiente de miedo y de moral puritana era alentada por las propias mujeres. Quiero creer que en una situación semejante me revelaría, pero, evidentemente, hablo desde mi cómoda perspectiva actual 😕.

En cuanto a la ilustración, que para mí es lo importante en esta novela, destaco los colores oscuros y fríos de los días y noches lluviosos, en los que parece incitarse al propio mal. Sí que hay escenas de días sin lluvia, pero los colores son tan anaranjados y apagados que creo simbolizan la tristeza de esas gentes. Es evidente que entre estos tonos tan fríos sobresalgan las pocas viñetas de un rojo fuego o en las que aparecen caras monstruosas, que representan el descenso a la locura de los habitantes de Salem. Poco a poco el número de viñetas con tonalidades rojizas va aumentando a medida que la enajenación y la psicosis se instala en el pueblo.

Por último, me gustaría destacar dos puntos muy importantes para mí: Las imágenes tan duras, especialmente del asesinato de un indígena y de un perro inocente. Desagradables pero necesarias. Y la imagen del reverendo, que cada vez se va haciendo más grande o los demás se van a empequeñeciendo en su presencia debido al miedo que infunde sobre los vecinos y al poder que va adquiriendo a través de ese miedo.