Reseña de "Carmilla", de Joseph Sheridan Le Fanu

Imagen de Reseña de "Carmilla", de Joseph Sheridan Le Fanu
  • Autor: Joseph Sheridan Le Fanu
  • Puntuación: 5/5 ⭐️

ADORO estas lecturas. Me transportan a un pasado tan misterioso y aterrador, pero a la vez tan excitante, que desearía haber vivido esta época en la que la credulidad ante los hechos tan terroríficos eran la orden del día.

Esta novela corta, publicada por Joseph Sheridan Le Fanu en 1872, es considerada una de las primeras novelas de terror gótico, precursoras de los relatos vampíricos (aunque no la primera).

La historia nos presenta a Laura, una joven aislada junto con su padre en un castillo de Estiria. Sueña con tener una verdadera amistad y compartir con ella sus desvelos y alegrías. Una noche de luna llena, un misterioso carruaje llega al castillo, y tras varias vicisitudes, el cabeza de familia ofrece hospedaje a la más pequeña de los integrantes del mismo, mientras que los demás misteriosos ocupantes deben continuar su apresurado viaje. Laura es feliz junto con su nueva amiga Carmilla durante los días posteriores, hasta que una noche tiene una pesadilla tan vívida que despierta sobresaltada y con un fuerte dolor en el cuello. A partir de ese día, su salud se va debilitando y, paralelamente, su queridísima amiga muestra cambios en su personalidad y desaparece misteriosamente durante largos periodos de tiempo a lo largo del día…

He disfrutado muchísimo esta novela de principio a fin porque hay puntos novedosos respecto a las demás novelas vampíricas. El primero, y más esencial, es que el vampiro no es representado como un apuesto hombre, sino que es una niña (preciosa y adorable, eso sí), que no dudará en entablar una amistad, incluso llegando a enamorar a su víctima, para satisfacer su necesidad imperiosa.

El segundo punto que destaco es eso mismo que hablo en el párrafo anterior. Aquí se trata sin tabú el tema de la sexualidad y el erotismo entre mujeres, pero además amplificado por el hecho de producirse entre mujeres tan jóvenes. Imagino que tuvo que causar sensación en la época. Me ha parecido fascinante.

Y, por último, a pesar de que no es una novela sangrienta, típica de vampiros casi monstruosos, sí que es terrorífica su narración. El hecho de que Carmilla aparezca y desaparezca del cuarto de sus víctimas y se haga una “gran masa palpitante” mientas se alimenta de su sangre es una de las mejores descripciones que leído sobre vampiros, equiparándolos a grandes insectos chupadores de sangre.

En definitiva, Carmilla es una breve pero intensa obra, romántica y aterradora a la vez, que ha envejecido muy bien y que merece que la descubráis.

“Eres mía, serás mía y seremos una para siempre”. Escalofriante frase para finalizar esta reseña 🧛‍♀️.